AMATISTA

Su poder de mitigar tanto el dolor físico como el moral (cólera, ansiedad, melancolía) ayuda a profundizar en nosotros mismos y a conocernos mejor. Clarifica los sueños y nos permite transmutar los viejos hábitos en formas de conductas más nobles y elevadas.

La amatista es conocida como la piedra de la paz, ideal para apoyar a las personas durante la meditacion, optimiza las habilidades psíquicas e induce una sensación de calma, se usa como protección ya que irradia energía del amor , ayuda a recordar los sueños y amplifica tu frecuencia vibratoria ideal para usar en el séptimo chakra en el punto más alto de la cabeza.

Te reconecta con tu yo interior, fortalece la paz y la tranquilidad, ayuda a limpiar tus partes oscuras, ayuda aceptar la verdad. Es beneficiosa para la toma de decisiones, órganos de limpieza y eliminación, sistema inmunitario, sangre, dolores de cabeza, hinchazones, problemas de piel, tracto digestivo. Benéfica para la mente puesto que la calma o estimula según sea apropiado, ayudando a sentirse más enfocado, asimilar nuevas ideas y a conectar causa y efecto. También equilibra los altibajos emocionales.

 

El Feng Shui y la amatista

La amatista es un cristal de alta vibración que solo emite una alta frecuencia cuando su(s) usuarios la necesitan. Energetiza y purifica el sistema nervioso y alivia la confusión mental; limpia y renueva todos los niveles de la consciencia; disuelve la ilusión, aumenta la intuición alienta la meditación profunda y la transformación; ayuda de influencias negativas; aumenta la capacidad de curar y de experimentar el amor Divino. Provoca sosiego a nuestra mente y emociones, apartando el ruido que nos separa de la escucha profunda.